Wailing1

Crítica: The Wailing (2016)

Wailing1
Título Original: Hangul: 곡성; RR: Gokseong
Director: Na Hong-jin
País: Corea del sur
Año: 2016
Género: Terror/Thriller

Refrescante y atrapante: 4.5/5

Hace ya bastante tiempo de mi última crítica a un film oriental y no podía ser mejor el regreso que a una cinta del director Na Hong-jin, quien es un PESO PESADO en los thrillers de aquel lado del planeta con cintas tan geniales como THE CHASER y THE YELLOW SEA, ahora, como no queriendo la cosa, le agrega toques sobrenaturales provocando que el espectador no sepa si lo que esta sucediendo en pantalla es provocado por algo “maligno” o simplemente se trata de una locura colectiva producida por la ignorancia y el miedo de los habitantes del pequeño poblado.

SINOPSIS:
En el pequeño poblado Goksung han comenzado a ocurrir una serie de violentos y extraños asesinatos, algunos miembros de la policía y de los habitantes comienzan a creer que un ermitaño japones que vive en la montaña es el causante de las muertes. El oficial  Jong-goo comienza a notar extraños comportamientos en su pequeña hija y será él quien encabece una investigación para descubrir lo que está sucediendo y así salvar a su hija con ayuda de otros oficiales de policia, un shaman y miembros de la comunidad decidirán de dar caza al responsable….aunque pudieran estar equivocados.

Ya no me sorprende que la audiencia sigue teniendo esperanza en el medio norteamericano y europeo para satisfacer su hambre de buen cine pero al parecer se olvidan de que del otro lado del globo también existen personas creando historias y personajes dignas de ser vistas. Desde hace ya varios años Corea del Sur se ha encargado de crear verdaderas joyas en forma de thrillers y uno de sus responsables es el director de The Wailing: Na Hong-jin. Se trata de un director que sabe dotar de “humanidad”, es decir, de “defectos” a sus personajes, características que sirven muy bien como desarrollo en la trama y/o como obstáculos en esas cardiacas carreras contra el tiempo.

Kwak Do-wong tiene un rango actoral muy amplio, mostrándonos al principio un padre de familia algo “torpe” y complaciente pero conforme la trama avanza y la salud de su hija se va deteriorando lo vemos como un ser humano desesperado y capaz de cualquier cosa con tal de proteger a su familia. El resto del cast realiza un trabajo impecable, resaltando a la pequeña Kim Hwan Hee en el papel de la hija posiblemente poseída. Mención especial a Jun Kunimura quien con pocos diálogos entrega una muy buena actuación como el japones ermitaño.

Como ya suele ser costumbre en el cine coreano, la fotografía es un trabajo notable. Los días lluviosos en verdad dan esa sensación de cansancio y desesperanza así como también el sol abrumador y sofocante cuando se le requiere.

Para nada es una cinta predecible, en sus momentos finales uno como espectador ya no sabe que esperar ante las revelaciones que se van dando y nos hace estar atentos al desenlace, tratando de aguantar la respiración y sin parpader para no perder detalle alguno.

MUY RECOMENDADA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s