PRESENTE EN UN CONCIERTO LEJANO DE MIS PENSAMIENTOS: Concierto de Murray Lightburn en The Drake Hotel

drake inside

¿Que compartir y que guardarme para mi y los míos?
Voy entendiendo lo difícil que es para Renó el separarlos…

Lo cierto es que no era mi intención escribir sobre mis experiencias en el concierto que dio Murray Lightburn (The Dears) en The Drake Hotel, no porque haya sido malo sino por lo mucho que afectó en mis emociones.

¿Que me hizo cambiar de idea?
Mi esposo

Son las 2 am y como en muchas otras noches, no ha sido una muy tranquila para él. Es de esas noches en las que se despierta con sus ojos húmedos, se gira y sin decirme palabra alguna vuelve a dormirse.

¿Qué sueña?
Nunca me lo ha dicho

¿Sueña conmigo?

¿Sueña con la soledad a la que ha enfrentado y que yo conocí por primera vez en ese concierto?

No quiero ser como él, no en eso, no quiero guardarme tales pensamientos, esos sentimientos que, por alguna estúpida razón, ha decidido no compartir con persona alguna, ni siquiera conmigo.

Comenzó como un día normal, tuve las reuniones programadas y terminaron sin contratiempos, el resto de la mañana/tarde la pasé en la habitación del hotel escuchando a THE DEARS, sobre todo para confirmar que sus canciones estaban frescas en mi mente y listas para corearlas hasta quedarme son voz.
Nadie de mi familia me acompañó en éste viaje pues cada uno de ellos tenía compromisos que no podían posponer, además de que yo no hice esfuerzo alguno para que, por lo menos mi madre me acompañara. Me sentí más que capaz de resolver los contratiempos que se presentaran…..si, nunca pensé en lo que estaba por enfrentar.

Me arreglé (discreta, no mucho, pues ir SOLA a un concierto es ya de por si de alto riesgo. Además, es era un concierto de rock indie. Con jeans, botas, sweter de cuello alto, chamarra de piel y una cola de caballo improvisada era más que suficiente), tomé un taxi directamente de mi hotel y partí con suficiente tiempo.

Lo primero que me llamó la atención al llegar fue la arquitectura del Hotel. Podría decir que es muy conservadora, de hecho su tamaño no es muy grande, no para lo que tenía en mente, eso me gustó, comenzaba a pensar que iba a ser un concierto en un escenario pequeño y por ello nos íbamos a sentir mas conectados con los artistas.

Como he dicho, llegué con bastante tiempo de sobra así que decidí pasar al bar y tomarme una copa. Por lo menos en el tiempo que estuve ahí me di cuenta de que era la única mujer que estaba sola, supongo que esa situación produjo que un hombre se acercara a la barra en la que estaba e intentara hablar conmigo. Fui seca, cortante y puede que hasta grosera, me molestó sobremanera que siguiera intentando conversar cuando le había dicho que era una MUJER CASA y que no estaba interesada. ME DIO MUCHO ASCO, NAUSEAS. Me ofendió que creyera que era de ESAS MUJERES.

Para quitarme el mar sabor de boca me tomé un par de copas de más de las que había planeado. Cuando se acercó la hora del concierto me dirigí al lugar y, lo admito, ME TOME FOTOS PARA EL RECUERDO……..ahí comenzó.

NO me malentiendan, no creo ser una mujer que de su esposo. No tengo que ser dependiente para tener la necesidad de tenerlo cerca, por una simple razón: lo amo. Tuve que pedirle a un par de personas que me tomaran una fotos al lado de los carteles del concierto y fue ahí en donde comencé a sentirme TERRIBLEMENTE SOLA.
Quería que fuera mi esposo quien me tomara las fotos.
Quería que en esas fotos él apareciera a mi lado.

Muchas mujeres se van de viaje EN GRUPO, CON SUS FAMILIAS, CON PERSONAS QUE CONOCEN. YO ESTABA AHÍ COMPLETAMENTE SOLA Y ME ESTABA DANDO CUENTA DE ELLO.

Trate de mantener el buen ánimo y para mi fortuna el lugar que tenía era bastante bueno, teniendo en cuenta que compré mi boleto de último momento. Como los artistas siempre nos hacen esperar, pedí una copa más , la cual intensificó mis emociones y me llenó de una profunda melancolía. La presentación del señor Lightburn comenzó.

Fue un concierto semi acústico, en la playlist predominó canciones de The Dears en lugar del trabajo en solitario de Murray. Mi melancolía intensificada en combinación con las canciones acústicas y la atmósfera bohemia estaban haciendo mella en mis sentimientos. Cuando interpretó Don´t Lose The Faith no pude más, sentí que las lagrimas se escapaban de mis ojos sin que yo pudiera hacer algo para evitarlo. Le llamé a mi marido pero con el sonido del lugar poco podía entender lo que le decía: “ahora lo entiendo, ahora te entiendo”, una y otra vez se lo dije. Noté que comenzaba a preocuparse, me tranquilicé y le dije que le escribía, colgué y le mande unos mensajes explicándole la situación, me contestó que LO ENTENDÍA.

Puede parecer una tontería pero con escucharlo, aunque fuera unos instantes, me tranquilizó lo suficiente como para disfrutar el resto del concierto. Al terminar la participación del señor Lightburn me retiré. Estaba en una ciudad, en un país desconocido, alejado de todos mis seres queridos y no quería correr riesgos innecesarios (mi madre casi se infarta cuando supo que iba a ir concierto yo sola).

Al salir del hotel y sentir el frío de la noche en mi rostro fue como si me regresaran a la realidad: ESTABA SOLA. Con todo el temor del mundo tome un taxi de regreso a mi hotel y mientras iba en camino miraba por la ventana y veía un mundo desconocido, ajeno.

No soy una mujer que se crea indefensa, una mujer que piense que solamente un hombre puede protegerme. Soy una mujer que SE SABE CON LIMITES y si ese limite llega, mi esposo está ahí para extenderlo. Comienzo a entender sus palabras; “no podemos hacerlo todo solos, somos humanos y tenemos limites. Para eso estás tú, para tomarme el relevo cuando ya no pueda más”.

Ya en  la habitación, me di un buen baño de agua caliente, hablé con mi esposo y lo tranquilicé. Me puse mi pijama, me senté en la cama y mire a través de la ventana ese mudo lleno de luces de colores y oscuridad.

Cuando llegué al aeropuerto de la Ciudad de México días después, mi hija corrió hacía mi, la alcé en mis brazos y, como pude, abracé también a mi esposo, muy fuerte, así estuvimos durante un largo rato.

Camino a casa él no mencionó lo sucedido, ni mi llamada en el concierto y mi actitud en el aeropuerto (suelo ser, lo que llaman: seca). No era necesario. YO SABÍA QUE LO ENTENDÍA.

Don’t Lose The Faith

Feeling self-conscious
It’s the only way to save us
And forget about your awful past
Do it now or we’ll never last

Noble and yet famous
Will they ever have that on us?
For we’ve got the anti-social plague
We want friends but we’ll never beg

And you’d think they would have
Called out our name
But the voices all sound the same
They do, yeah

(Don’t you lose the faith)
How many days are left to live
When we’ve given all we can give

(Don’t you lose the faith)
We’re tired of being held in this place
When your half of the world away

(Don’t you lose the faith)
How many days are left to live
When we’ve given all we can give

(Don’t you lose the faith)
We’re tired of being held in this place
When your half of the world away

We’re tired of being held in this place
When your half of the world away

Don’t you lose the the faith
Don’t you lose the the faith
Don’t you lose the the faith
Don’t you lose the the faith

 

Anuncios

2 comentarios en “PRESENTE EN UN CONCIERTO LEJANO DE MIS PENSAMIENTOS: Concierto de Murray Lightburn en The Drake Hotel

  1. Hay algo que reconocer y eso es EL VALOR PARA ESCRIBIR CON TUS PROPIAS PALABRAS LO QUE QUIERES EXPRESAR Y NO UNICAMENTE HACER “COPY PASTE” DE ALGO QUE DIJO OTRA PERSONA.

    1. La verdad es que hasta ahora entiendo lo DIFÍCIL que es escribir de ésta forma. Sí, la gran mayoría sabemos escribir reportes, informes, etc. pero la COMPLEJIDAD de transmitir una idea, un pensamiento o sentimiento es sumamente complicado. Luego vienen las restricciones que uno se auto-impone.

      Creo que voy entendiendo el porque Renó, o modifica enormemente sus escritos, o simplemente prefiere publicarlos tal cual para evitar cortes de edición que puedan alterar la idea original que tenía mientras escribía.

      Con respecto a lo otro…….Vero……hay niveles, mija.

      Lo mejor es sentarse, hacer ABSOLUTAMENTE NADA y ver como se disparan ellos mismos en el pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s