Crítica: Castaway On The Moon

castaway-on-the-moonTítulo Original: Kimssi Pyoryugi
Año: 2009
País: Corea del Sur
Género: Drama/Comedia

Una cinta libre que se toma el tiempo para contar su historia a su manera: 5/5

Ninguno puede negar que somos personas que internamente están “rotas”, pero dentro de ese mundo desencajado y ajeno tuvimos la fortuna de encontrarnos mutuamente y construir de piezas rotas un lugar donde podemos vivir y sentir esperanza.

-Fragmento de una carta escrita por R.E. en 1999-

Quien diría que, exactamente, 10 años después se filmaría una cinta con la cual nos sentiríamos profundamente identificados. Un film que a pesar de tener casi 10 años de ser filmada resulta ser tan actual. Vivimos en un mundo en el cual estamos prácticamente “conectados” las 24 hrs del día, irónicamente eso ha provocado un “desconecte” de las interacciones físicas. Un mundo en donde nos define LO QUE TENEMOS y no por lo que en realidad somos.

Sinopsis:
Kim Seong-geun (Jung Jae-young) es un hombre que, a consecuencia de sus deudas, esta por perder todo por lo que ha trabajado. En un acto de desesperanza se arroja de un puente y para su “fortuna” no muere ahogado sino que despierta en la orilla de una isla a mitad del río. Sin posibilidades de salir, Kim decide vivir ahí, alejado las reglas y expectativas que el mundo “civilizado” tiene para sus habitantes. Por otra parte, Kim Jung-yeon (Jung Ryeo-won) es una mujer que no sale de su habitación, se pasa el día creando y viviendo en “Facebook” una vida que no es la suya. Su única forma de contacto con el mundo exterior es una cámara fotográfica postrada en su ventana con la cual observa la luna pues le atrae que sea un mundo sin personas. Será a través de su cámara que conocerá a Kim “de la isla” y la extraña forma en que ha decidido vivir su vida. Un encuentro que provocará que ambos personajes busquen esperanza y tener la fuerza para replantearse la forma en que afrontan al mundo.

Para nadie que siga el blog debería extrañarles que consideramos que el cine oriental, desde hace ya varios años, ha levantado la mano para plantear en los géneros de siempre historias nuevas o, en su defecto, una forma diferente de contarlas. Esta cinta es prueba de ello.

El escritor y director, Lee Hae-jun nos trae una historia “ligera” en cuanto a la vida de Kim en la isla. Si bien puede pensarse que se tratará algo similar a la cinta del mismo nombre estelarizada por Tom Hanks, puede que las personas salgan un tanto desilucionadas, pues no hay tal nivel de drama en ese aspecto (aunque puede que haya algo similiar a “Wilson”).

Una parte bien lograda fue respecto a la isla, el como luce. El director no cometió el error de tratar de mostrar un lugar “idílico”, hermosos; por el contrario, nos presenta un lugar rodeado de agua sucia (debido a su cercanía con la ciudad) cuyas costas están llenas de basura, situación que nuestro “héroe” utilizará en su beneficio para obtener los recursos que necesita para vivir.

La fotografía me parece más que correcta. Presenta una ciudad cuyos edificios hacen sentir al espectador como algo “impersonal”, situación que contrasta con el “hogar” que Kim logra construirse a base de desechos, como si quisiera enviarnos el mensaje de que un hogar “lindo” y “calido” no lo hace de lo que está hecho, sino quienes viven en él y del cariño y determinación que tuvieron al construirlo.

Parece ser que ya es costumbre en éste tipo de cintas que se escojan canciones en ingles para momentos clave y he aprendido a aceptarlo, entenderlo y agradecerlo, pues si bien saca un poco de la experiencia que se haga un cambio en el idioma, reconozco que tal vez el mensaje de la canción no me llegaría de forma tan contundente si fuera en un idioma que desconozco y la cual necesitaría su traducción.

Respecto a la actuaciones, están son simplemente geniales. Si bien es cierto que en momentos puntuales y claves hay un nivel elevado de drama, la mayor parte estaremos disfrutando de una comedia ligera, en ambos casos nuestros actores principales se lucen, dando como resultado que el espectador sienta empatia por ellos hacen sentir una gran química, aún cuando en realidad tienen pocos minutos juntos frente a la cámara.

La cinta triunfa al dejar de lado los tópicos del género. Nuestros personajes se “conocen” de una forma bastante peculiar, casi sin interactuar, pero de esas pequeñas interacciones se logra sentir una “conexión”, un lazo entre ellos. De la misma forma se evita el típico romance, nuestros protagonistas se encuentran en momentos de su vida que haría poco creíbles el enamorarse de otras personas. Ambos Kim ven en el otro un rayo de esperanza, una que sentían habían perdido

La película ME ENCANTÓ. Reconocí en ella lo que una vez tuve, o posiblemente me faltó. Al igual que ellos,  encontré personas que me dieron una razón para vivir más allá de lo que hacía: sobrevivir.

Ahora, si me disculpan, voy a aprovechar que mi esposa he hija no se encuentran en el país y voy a jugar Nier: Automata……….again.

P.D. La cinta estaba en Netflix pero cuando la quise ver, YA NO ESTABA. Desconozco si solamente la retiraron de mi región (México) o fue algo general. Una lastima, ya que es una GRAN CINTA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s